El uso de la pandemia como estrategia de ventas

enero 22, 2021

 También te puede interesar

Tanto nadar para morir en la orilla

Pasaron más de 24 horas desde que se iniciaron los rumores en Whatsapp que daban cuenta de que el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, se había contagiado de Covid-19, y el anuncio oficial desde la cuenta en Twitter @omarPrietoGob que lo confirmaba

leer más

El caso del PH da la vuelta al mundo

En algunas de las piezas que circulan a través del ecosistema venezolano desde marzo 2020, se hace referencia a la ingesta de ciertos alimentos “alcalinos” que gracias a su pH contribuyen a contrarrestar el virus de Covid 19 así como otras enfermedades.

leer más

El caso del doctor Salazar comienza con un video recibido en nuestro grupo de WhatsApp de monitoreo, el 21 de julio de 2020, junto a un link a YouTube que al abrirlo, nos recibe con una advertencia  que “el video ya no está disponible porque se cerró la cuenta de YouTube asociada con este video.” Por otro lado, el video fue recibido también como archivo a nuestros equipos móviles.

La advertencia de la mencionada plataforma de videos nos da un preludio a los hallazgos que se hicieron con respecto al Dr. Salazar y sus hipótesis de tratamiento, con este y otros metrajes que difundía en su canal ahora cancelado.

El equipo de colombiacheck.com logró inmortalizar una captura del video en la plataforma que usó como prueba para su reporte “No, tratamiento recomendado por médico homeópata no es la cura contra COVID-19”, escrito por @AnasaSaavedra. De parte del equipo de covid.Infodesorden.org usamos esta información como punto de partida  de la investigación y nos propusimos algunas preguntas: ¿Realmente los argumentos de el médico tienen basamento y no buscan confundir al público? esto ?  Si su canal de YouTube fue cancelado  ¿dónde se está comunicando a sus 11 mil seguidores?

 Pero, ¿quién es el doctor Salazar?

Es un “Médico Cirujano de la Universidad del Valle” , como se presenta él mismo en el video , “cuyo nombre aparece en las páginas doc.fav.co y doctoralia.co, como médico general y terapeuta complementario, especialista en homeopatía.” (Saavedra, A.; 2020. colombiacheck.com).

Con este par de hallazgos encontramos. Sin embargo, en una réplica redactada por el Colegio Médico Colombiano, respaldan el título de Dr. de Raúl Salazar, sin embargo, haciendo un llamado a la ciudadanía, alegando que «lo dicho por el Dr. Salazar tiene serias consecuencias en la salud de los pobladores…» ya que la ciudadanía «confiados en el título de quien les habla pueden adoptar posturas nocivas a la hora de enfrentar un contagio»

El Dr. Raúl Salazar Restrepo mercadea, haciendo mención en la pieza a su socio corporativo DXN, el «ganoderma lucidum» (hongo milenario «adaptógeno» y conocido también como “Lingzhi” en China, y en Japón como “Reishi” (Hongo Divino) o Mannentake (Hongo de los 10.000 años o de la inmortalidad.). Este hongo es conocido dentro del mundo de la medicina naturista porque se le atribuyen propiedades medicinales y nutritivas   (se le considera desde ser un anticancerígeno, hasta un antiinflamatorio; usado en el tratamiento de la diabetes y con propiedades antibacteriales y antivirales). De hecho, existen investigaciones que respaldan que el G. Lucidum cumple un rol importante en reducir los efectos negativos de sobre los parámetros hematológicos estudiados, por lo que se concluye, según escribe Miqdam M. Obaid AL-jumaili en Sys Rev Pharm, una revista académica farmacéutica multifacética que el mencionado hongo puede ser usado para “ayudar en el tratamiento de infecciones de COVID-19”.

Tomando en cuenta que, aun no existen medicamentos antivirales aprobados (por la medicina alopática) para tratar el COVID-19 (según el Departamento de Biongeniería, de la Facultad de Ingenería Metalúrgica y Química de la Universidad Técnica Yidiz en Turquía, y el Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Dicle, de Turquía, la premisa de la utilización del hongo anteriormente mencionado puede entrar en conflicto).

DXN es una empresa de marketing multinivel con sede en Malasia fundada en 1993 (fuente), que produce y mercadea suplementos alimenticios con Ganoderma.Se basa en marketing de afiliación (o de redes), los vendedores más asiduos de los productos DXN, utilizan su marca para fundar páginas de Facebook, Twitter, YouTube y cualquier otra red social que les permita difundir su negocio entre conocidos y potenciales consumidores.

Sin embargo, la empresa posee un site oficial: https://www.dxn2u.com que es la que aloja el backoffice principal para los usuarios de DXN y donde se lista el mercado latinoamericano (DXN LatAm) bajo el site http://www.dxn2ulatam.com. Según los datos oficiales publicados en este último site, la marca tiene presencia en Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Panamá, y Perú.

Tomando en cuenta que el actor principal de nuestro caso de estudio es de nacionalidad colombiana, nos fijamos en el DIRECTORIO CENTROS DE SERVICIOS INDEPENDIENTES DXN COLOMBIA, obtenido directamente de la página oficial (notar el url) pero el Dr. Raúl Salazar no está registrado dentro del mencionado repositorio de datos.

Decidimos tomar en cuenta este archivo porque nos da un hallazgo interesante que nos comprueba que quizá el doctor pareciera estar más motivado en continuar impulsando su producto para alcanzar el rango de cada uno de los oferentes del “servicio” de DXN: Estos abarcan desde “Agente Estrella”, pasando por “Doble Diamante” y “Estrella Diamante”, “Estrella Rubí”, hasta “Estrella Diamante Superior ”.

 La audiencia de Salazar

Al encontrar su principal canal de comunicación cancelado, nos enfocamos a medir su público en otras plataformas populares  y encontramos que su audiencia, aunque no tan amplia como la de YouTube, sigue siendo relativamente importante.

Tomando en cuenta que en Twitter cuenta con un 25% de seguidores (3.089 seguidores) con respecto a los que contaba en YouTube, y en Instagram con casi un 90% (9.950 seguidores), podemos decir que tiene una audiencia considerable construida sobre una base de seguidores sólida.

Aunque sus mensajes siguen teniendo alcance por otras vías, la que nos ofreció mayor valor fue su Telegram (750 suscriptores) que lo describe como “Salvando vidas del COVID”.

El valor de Telegram se encuentra en que es el que es más fácil de consumir y viralizar su contenido, debido a que sus vídeos son descargables a dispositivos móviles y pueden migrarlos al popular WhatsApp de manera sencilla.

En la determinación de posibles motivaciones del contenido, el argumento del uso de la pandemia como estrategia de venta encontró asidero, al corroborar que, desde finales de julio hasta diciembre 2020 el doctor Salazar mencionó DXN 27 veces, un promedio de dos menciones semanales en su canal de  Telegram . Por otro lado, la etiqueta de YouTube dejó claro que el usuario podría ser un potencial difusor de contenidos de desórdenes al identificarlo como “con sospechosa inclinación a ser censurado en otras plataformas ”.

La estrategia de ventas valoró la penetración de YouTube y  no se ejecutó  de manera similar en sus otras redes: Descargamos todos sus   (169 en total, desde 2014), y solo encontramos una mención a la palabra “DXN”.

Presentamos, a continuación, las hipótesis que nos planteamos sobre  las menciones del doctor Salazar están intencionadas a hacer uso comercial de la pandemia:

Tiene un par de tuits que nos hacen pensar eso:

 Hay algo para sumar al alcance de Salazar, ¿mercadeo, agenda, o ambas?

El 1 de julio de 2020, el Dr. Raúl Salazar también impulsó una campaña (“Cambiar Protocolo Pasivo Covid 19 en Colombia”) haciendo un llamado a la Opinión Pública colombiana para que el presidente Iván Duque cambiara el “protocolo de observación pasiva”, a través de la recolección de firmas digitales por medio del site change.org. Esto fue comunicado a través de su cuenta de Twitter, teniendo un alcance considerablemente bueno, tomando en cuenta su cantidad de seguidores vs. retweets y “me gusta” que consiguió, sin mencionar la cantidad de firmas que logró recolectar: 2.772 firmas.

Todo esto nos hace preguntarnos si, al mismo tiempo que mercadea los productos DXN, también considera impulsar una agenda política para incidir en salud.

 ¿Solo DXN? Encontramos algo interesante:

Por ejemplo: tenemos las declaraciones de Milind Pant, CEO de Amway, donde considera que el brote del Coronavirus es una oportunidad para «ir a nuestras raíces y entender las fortalezas de la filosofía Ayurveda con los conocimientos de la ciencia Occidental «

Lo que declara el Director General, es que Nutrilite (una marca de vitaminas, minerales y suplementos dietéticos actualmente fabricados por Access Business Group, una subsidiaria de Alticor cuyos productos son vendidos a través de las corporaciones Amway y Amway Global en todo el mundo, según Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Nutrilite) basa su filosofía de medicina preventiva como sucede con Ayurveda, «que no es sobre sanación, sino prevención«.

Y, a pesar del brote del COVID-19 en China, donde fábricas de autos y gigantes industriales cerraron sus puertas, el gobierno de Guangzhou le dio permisos especiales a Amway para que siguiera trabajando, ya que «el gobierno [de Guangzhou] considera que los productos Amway Nutrilite son parte de una inmunidad a largo plazo y de salud, motivando a la sociedad a través de la crisis para que tomen más consciencia acerca de la salud a largo plazo.»  Pant, también comentó que la demanda de los productos Amway ha subido en China, país donde la empresa tiene su mayor cantidad de empleados: 5.000, contando personal de producción.

El mercadeo de las empresas de bienestar y salud que unen tradiciones milenarias con “Ciencia Occidental” parecen estar tomando como bandera la crisis del Coronavirus para sacar provecho comercial de la misma.

No sabemos qué jerarquía -o rango- tiene el Dr. Raúl Salazar dentro del esquema DXN de mercadeo, pero su caso nos alerta sobre un perfil de usuarios que entra en negocios multiniveles a ejecutar estrategias digitales de venta sin guías ni parámetros éticos que les adviertan del   que pueden causar con contenidos amplificados  con el  objeto de mover sus productos.

Comparte en redes y ayúdanos a combatir los desórdenes informativos

También puedes leer esto